MENU
Cannabmed | El mapa del cannabis medicinal en el mundo
702
post-template-default,single,single-post,postid-702,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,vcwb,vcwb-ver-2.11,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,paspartu_on_top_fixed,paspartu_on_bottom_fixed,qode_grid_1200,side_area_uncovered_from_content,overlapping_content,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
 

El mapa del cannabis medicinal en el mundo

Tenemos el placer de presentar una nueva herramienta en forma de mapa interactivo que nos permitirá conocer de forma fácil y rápida la situación mundial de los programas de cannabis medicinal.

 

Desde que el estado de California aprobó la Ley de Uso Compasivo, en 1996, cada vez son más los estados y países que han puesto en marcha programas de acceso al cannabis medicinal. Cada uno de ellos tiene sus peculiaridades; algunos ponen el acento en el control del gobierno, otros, delegan a la iniciativa privada el peso de la regulación y finalmente, unos pocos, parten del autocultivo como eje de articulación de la política pública.Nadie debería poner en duda el hecho que en nuestros días el establecimiento de programas de acceso al cannabis medicinal es una práctica perfectamente legal. Así lo expresó la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) en su informe de 2014: “la Convención Única permite a los Estados partes el uso del cannabis con fines médicos”.
A pesar de ello, las actuales políticas de drogas colisionan directamente con los derechos de las personas que utilizan cannabis por motivos médicos, con las repercusiones que ello tiene para su salud y su calidad de vida, así como para la de sus familiares y/o cuidadores/as. El impacto que resulta de esta colisión se manifiesta también en el estigma social que estas personas enfermas padecen, en el oportunismo de los que se benefician ilícitamente de su situación vendiéndoles productos de calidad desconocida y en las injusticias económicas y legales que de tales políticas se desprenden, aparte del perjuicio que suponen para la sostenibilidad social y la calidad de vida colectivo.
Sea como fuere, por medio del mapa es posible tener una visión actualizada del dinamismo de este fenómeno en todo el planeta.Esperamos que esta herramienta sea de utilidad para quienes defienden un acceso legal, basado en la ciencia y los derechos humanos, al cannabis.