MENU
Cannabmed | Proyecto de Resolución Europea sobre el uso del cannabis para fines terapéuticos
963
post-template-default,single,single-post,postid-963,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,vcwb,vcwb-ver-2.11,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,paspartu_on_top_fixed,paspartu_on_bottom_fixed,qode_grid_1200,side_area_uncovered_from_content,overlapping_content,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
 
ICEERS, cannabis, medicinal, CANNABMED, pacientes, legalización

Proyecto de Resolución Europea sobre el uso del cannabis para fines terapéuticos

Avanza el Proyecto de Resolución en el Parlamento Europeo sobre el uso del cannabis para fines terapéuticos

Así como hace unas semanas seguíamos atentos las primeras recomendaciones que el Comité de Expertos en Drogodependencias de la OMS propondrá a la Comisión de Estupefacientes (ONU), tras la revisión critica sobre la prohibición del cannabis, en este caso estamos también pendientes de cómo avanza el debate en Europa.

El pasado 1 de octubre se aprobó en la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública, y Seguridad Alimentaria del Parlamento Europeo, un proyecto de resolución sobre el uso terapéutico y médico del cannabis. Aunque la moción está pendiente de ser votada por el Pleno de la Eurocámara, el proyecto reconoce que la Unión Europea debe comenzar por adaptarse a las tendencias y a los panoramas evolutivos que rodean los marcos legales, financieros y científicos sobre el uso del cannabis. 

Dentro de los puntos resolutivos del proyecto, se pretende que los Estados hagan una distinción clara entre el cannabis medicinal y otras aplicaciones, que destinen mayor financiación a la investigación científica sobre sus beneficios del cannabis y que la Comisión elabore una estrategia global que garantice, por ejemplo, el acceso seguro y controlado del cannabis -ya sea por producción local o bien, mediante la importación.

Aunque el cuerpo del texto que será votado el 11 de Diciembre, estuvo sujeto a diversas modificaciones, hubo consenso a la hora de reconocer los impedimentos normativos que obstaculizan la obtención de evidencia científica sobre la efectividad del cannabis y los cannabinoides para mejorar diferentes enfermedades, como el síndrome de Tourette, el síndrome del estrés post traumático, la espasticidad provocada por la esclerosis múltiple, entre otros.

Además de fomentar que las autoridades nacionales y europeas trabajen conjuntamente con la intención de encontrar una definición legal del cannabis medicinal, la resolución aspira a armonizar ciertos estándares reglamentarios para que las y los profesionales de la salud puedan recetar, con mayor seguridad, medicamentos elaborados a base de cannabis con las menores restricciones administrativas y bajo su criterio profesional.[1]Lo anterior implicaría también, que los Estados deberán de alguna manera, profesionalizar al sector de salud e incentivar a que las universidades promuevan programas de formación médica respecto al cannabis medicinal y los medicamentos que de él deriven.

La resolución toca un punto crucial sobre la importancia de fomentar la investigación pionera, legal y segura sobre las propiedades terapéuticas del cannabis que hasta ahora no ha logrado ser una prioridad en la región, fortaleciendo así el vínculo indisoluble que existe entre los derechos a la salud y a la ciencia  ( por ejemplo el derecho a gozar de los beneficios del progreso científico y la indispensable libertad para la investigación científica).

 Seguiremos de cerca la resolución de esta votación en Diciembre para seguir compartiendo cada uno de estos pasos que parecen prometer un futuro esperanzador.

 

 

[1]La resolución solicita a la Comisión que reúna a la Agencia Europea de Medicamentos y al Observatorio Europeo de la Droga y las Toxicomanías “a fin de garantizar una aplicación adecuada para los medicamentos elaborados a base de cannabis”.