MENU
Cannabmed | Generando complicidades y solidaridad hacia una regulación integral del cannabis
677
post-template-default,single,single-post,postid-677,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,vcwb,vcwb-ver-2.11,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,paspartu_on_top_fixed,paspartu_on_bottom_fixed,qode_grid_1200,side_area_uncovered_from_content,overlapping_content,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
 

Generando complicidades y solidaridad hacia una regulación integral del cannabis

Han pasado tres meses desde que un grupo de 160 personas nos dimos cita en CANNABMED, en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), para impulsar una estrategia que diera rostro y voz a las personas con problemas de salud que utilizan cannabis y sus familiares y cuidadores.

A lo largo de dos días y junto a profesionales de la medicina, investigadores, representantes de Clubes Sociales de Cannabis, medios de comunicación y exponentes de la clase política, propiciamos un debate basado en la ciencia, el conocimiento y los testimonios del colectivo afectado. Os invitamos a conocer las conclusiones que publicamos pocos días después.

En CANNAMBED 2016, la Fundación ICEERS asumió el compromiso de seguir trabajando a lo largo de 2017 con las personas que consumen cannabis por motivos de salud. La propuesta para la que actualmente estamos buscando apoyo consiste en organizar cuatro reuniones a lo largo del año y trabajar conjuntamente hacia el horizonte de una segunda edición de CANNABMED en 2018.

La primera de esas cuatro reuniones ya ocurrió el pasado 8 de marzo y acudieron cerca de 70 personas. Queremos resaltar que en el marco del encuentro de 2016, más allá de las ocho mesas de debate, organizamos cuatro grupos de discusión con el fin de conocer más y mejor acerca de la situación de los usuarios/as medicinales. Gracias a ese ejercicio obtuvimos algo parecido a un diagnóstico de la situación actual del colectivo afectado y, precisamente este ejercicio, será el hilo conductor de nuestro trabajo en 2017. En la reunión del pasado 8 de marzo tratamos de dar respuestas ante los retos planteados en 2016 mediante este trabajo. Tras él, los temas que más atención nos atrajeron fueron cuestiones que pivotaban sobre cuatro elementos: Información, Estigma, Economía y Legalidad.

 

Las personas con problemas de salud que utilizan cannabis y sus cuidadores tienen, por ejemplo, preocupaciones como la desinformación sobre los productos que consumen o sobre la accesibilidad a los mismos, son víctimas del oportunismo comercial, no reciben el apoyo de la comunidad médica, sus entornos familiares les amenazan, tienen miedo a perder la custodia de sus hijos e hijas, les preocupa la actual ley de tráfico, las multas, la indefensión ante los robos de los cultivos y un largo etc.

 

Ante todos estos condicionantes los individuos y la comunidad tienen propuestas de subversión y cambio. Para iniciar ese recorrido seguiremos encontrándonos, denunciando injusticias, tejiendo respuestas y generando alianzas. En la pasada reunión empezamos a consensuar un manifiesto llamado: Declaración de Barcelona sobre el abandono de las personas que usan cannabis medicinal debido al incumplimiento del Estado español de los Convenios Internacionales en materia de estupefacientesEsperamos poder presentarlo muy pronto. Por otro lado, también se acordó crear una comisión de trabajo que pueda acelerar algunos procesos en las tres siguientes reuniones de trabajo venideras y que se reunirá por primera vez a inicios de abril.

Mientras, desde la Fundación, seguiremos aportando elementos en campos colindantes como la formación, la publicación de artículos científicos y la incidencia política.

Consideramos que es fundamental difundir información rigurosa a todas aquellas personas que están en contacto con los usuarios/as de cannabis medicinal y por ello ya hemos realizado, en Barcelona, dos ediciones del seminario de formación impartido por José Carlos Bouso, Fernando Caudevilla y Mariano García de Palau, tres de las personas más expertas en la materia del Estado español.

Por otro lado, Constanza Sánchez y Òscar Parés acaban de publicar un artículo en una revista científica de reconocido prestigio junto a investigadores de Bélgica y Uruguay en el que se aproximan a los diferentes modelos de regulación de los Clubes Sociales de Cannabis (CSC) en el mundo (si alguien quiere el pdf que nos escriba). Hay poca producción científica en esta dirección y seguiremos ahondando en ella, pues a lo largo de 2016 realizamos diversos estudios junto a CSC’s. Por último, en el marco de la 60 reunión de la Comisión de Estupefacientes (CND) de Naciones Unidas, la Fundación ICEERS estuvo presente por medio de diferentes intervenciones en el debate de máximo nivel sobre las políticas de drogas.

Siguiendo los siguientes enlaces se pueden ver los vídeos (en inglés) elaborados por los compañeros/as de Legal Regulations Fora en los que pidieron, a participantes de la reunión de Viena, sus opiniones sobre cuatro preguntas:

Para lograr un cambio de leyes, buscamos tener voz en los foros de discusión internacionales, nacionales y locales.

Queremos agradecer explícitamente a la Fundación Alchimia Solidària y a Sweet Seeds® el apoyo a esta iniciativa.